Los diputados Agustín Rossi, Victoria Donda, Mirtha Tundis, Myriam Bregman y Nicolás Del Caño coincidieron en denunciar que la metodología por la que el oficialismo intentó llegar al quórum cuando la situación en las calles era demasiado tensa, fue la de sentar "diputruchos".

El diputado de UNA Felipe Solá también suscribió la versión de que Cambiemos sentó en las bancas a legisladores que no estaban habilitados para ejercer la representatividad ciudadana, y aclaró puntillosamente cómo fue la maniobra.

 

 

Según versiones periodísticas, Jorge Enríquez y Patricia Holzman tomaron lugares vacíos en el recinto en busca de lograr el quórum. Se trata de representantes elegidos pero que aún no juraron, por tanto no están habilitados como tales. 

La legisladora de Libres del Sur, Victoria Donda, denunció que "quisieron conseguir quórum sentando en bancas a diputados que no son diputados". 

"Hubo uno o dos diputruchos para llegar al quórum", denunció la diputada del PTS/Frente de Izquierda, Myriam Bregman.