En una entrevista con Radio Caput, el ex embajador ante el Vaticano, Eduardo Valdez, reflexionó sobre cómo afecta a la vida institucional la reacción del Presidente contra el juez Alejo Ramos Padilla, quien en una cruzada contra lo más oscuro de este sistema de espionaje extorsivo ya imposible de ocultar, resulta señalado desde el más alto poder político.

 

PAGANI REVELÓ QUE HAY ESPIONAJE "HACIA DENTRO" DE CAMBIEMOS

 

"La política está sometida a un enorme estrés: se tensan las relaciones, se agudizan los conflictos. Hay mucho nerviosismo y grandes dirigentes políticos que se van a la banquina, se exceden y pierden las formas", comienza Pagni su alocución en LN+, en un evidente guiño contra el Jefe de Estado y luego, pegándole a Elisa Carrió en su exabrupto contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, al tratarlo de "imbécil".

"Ramos Padilla se encuentra con informes de inteligencia de cuestiones que tienen que ver con la vida de Maria Eugenia Vidal. Si esto fuera así, quiere decir que estamos en presencia de un espionaje clandestino entre gente del Gobierno contra gente del Gobierno, o de gente de Cambiemos contra gente de Cambiemos", puntualizó el columnista para luego asestar un golpe certero. "Hay una contaminación vergonzosa que ofende a la democracia argentina, entre servicios de inteligencia oficiales o clandestinos y la Justicia federal. Ahí está husmeando Ramos Padilla y da la impresión de que por eso se lo quiere destituir", lanzó lapidario.

El dirigente cercano a la ex presidenta Cristina Fernández también describió cómo el periodista de Clarín Daniel Santoro inventó transcripciones de diálogos que no fueron tales, y que pronunció durante la entrevista con Jorge Fontevecchia.