Mientras los argentinos nos preocupamos por cuánto va a estar el kilo de pan la semana que viene, en Cambiemos ya pergeñan estrategias para mantener el poder. Y saben que una de las claves pasará por lo que haga la oposición. Cuanto mayor sea la unidad contra una reelección de Mauricio Macri, mayores las chances de que el Gobierno se vaya de la Rosada por la puerta de atrás en diciembre del año que viene. 

En ese sentido, el asesor Jaime Durán Barba habría recomendado suprimir las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). El experto ecuatoriano considera, según señaló el sitio LPO en una nota, que de este modo el peronismo tendría menos chances de ir en conjunto. 

Es que una de las grandes posibilidades es que las distintas vertientes del PJ y Unidad Ciudadana compitan en las PASO por ver quién tiene el candidato o candidata que más convence a los electores para salir de la crisis. 

Desde luego, la decisión de suprimir las Primarias no será vendida de esta manera, sino bajo el pretexto del ahorro económico. Según dicen, una elección cuesta unos 6 mil millones de pesos. Un costo alto en épocas de austeridad y FMI. 

No son pocos los hombres del PRO que ven con buenos ojos el planteo de Durán. Según la misma nota, el que ya dio el ok es el senador Federico Pinedo. El legislador asimismo, pide que el tema pase por el Congreso.

Las PASO las impulsó Néstor Kirchner en 2009 y se ejecutaron por primera vez en 2011. Tanto al kirchnerismo como a las otras fuerzas les ha costado adaptarse a la nueva dinámica electoral.