Sectores de la oposición parlamentaria, y algunos sectores que incluso se alinearon a Cambiemos, marcaron la necesidad de la apertura del Congreso ante los hechos polémicos de los últimos días.

Por su parte, Gabriela Camaño, diputada del Frente Renovador, expresó que "el Poder Legislativo no puede permanecer excluido y de vacaciones", mientras suceden los acontecimientos que convulsionan a la sociedad.

La diputada afirmó que pedirá al titular de la Cámara Baja que integre la comisión bicameral de Fiscalización de los Organos y Actividades de Seguridad Interior para que la ministra Patricia Bullrich y otros funcionarios del área de Seguridad “vengan a dar explicaciones al Congreso”.

“Espero que semejante papelón imponga por peso propio la explicación a la sociedad de los funcionarios”, expresó Camaño a través de su red social de Twitter, y concluyó: "Queremos que se informe a los representantes del pueblo y los estados provinciales lo que sucede. Hay muchas cosas que tienen que explicarse”.

“La fuga claramente tiene connotaciones de mafia apoyada por poder político, pero para enfrentar esas situaciones hay que ser profesionales”, tuiteó la diputada massista y sostuvo que “la inseguridad es el principal flagelo de la sociedad”.

Pero no fue la única voz que hizo ruido en Cambiemos. Sino que también, desde la UCR hubieron cuestionamientos, aunque muy bajados de tono y con una gran cuota de cordialidad.

Por ejemplo, Alfonsín, quien expresó que "cada vez queda más claro que, sin el saneamiento de las fuerzas de seguridad, el Servicio Penitenciario y la Justicia, no resolveremos los graves problemas de inseguridad".

En ese sentido, el líder del radicalismo que le dio los votos a Macri para que llegue a la presidencia, dijo: "Esta tarea no será posible sin un compromiso serio y responsable de todas las fuerzas políticas, de oficialismo y oposición. Y aun así no será sencillo”.

Desde el Frente Para la Victoria, por su parte, la bancada de diputados confirmaron a Página 12 que trabajaron durante el lunes en la redacción de un pedido a Emilio Monzó -presidente de la Cámara de Diputados- que será presentado este martes y que pedirá la puesta en marcha de la comisión bicameral de Seguridad, para interpelar a los funcionarios nacionales.