Tras un fin de semana de marchas y contramarchas, el presidente Mauricio Macri finalmente "compactó" los ministerios para afrontar la "situación de emergencia", según expresó esta mañana en un mensaje grabado.

En los hechos, varias carteras bajarán al rango de Secretarías y dependerán de otros ministerios. Como es el caso de Salud, Trabajo, Ciencia y Tecnología, por dar los más sonantes. 

La gran duda en estos momentos es que pasará con los trabajadores de las distintas dependencias, que seguramente padecerán las vicisitudes del ajuste. 

Además, fueron desplazados los vicejefes de gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, aunque Lopetegui continuará como asesor presidencial.

En total serán una decena los ministerios. La mayoría mantienen el nombre, aunque algunos son una fusión de dos, como es el caso de Salud y Desarrollo Social, que queda a cargo de Carolina Stanley. 

Por lo pronto, la decisión no gartantiza niguna mejora en el funcionamiento y genera más dudas que certezas. Por ejemplo, qué políticas mantendrá el ministerio de Salud y cuáles se achicarán. Qué pasará con Trabajo y el sinnúmero de paritarias sin homologar. 

 

Así quedará el nuevo organigrama. 

Jefe de Gabinete: Marcos Peña. Vicejefe de Gabinete: Andrés Ibarra

Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda: Rogelio Frigerio

Ministerio de Economía: Nicolás Dujovne.
Secretaría de Energía, Javier Iguacel

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto: Jorge Faurie

Ministerio de Defensa: Oscar Aguad

Ministerio de Seguridad: Patricia Bullrich

Ministerio de Justicia: Germán Garavano

Ministerio de Transporte: Guillermo Dietrich

Ministerio de Producción y Trabajo: Dante Sica. 
Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca
Secretaría de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere

Ministerio de Salud y Desarrollo Social – Carolina Stanley
Secretaría de Salud, Adolfo Rubinstein

Ministerio de Educación Cultura y Ciencia y Tecnología – Alejandro Finocchiaro
Secretaría de Cultura, Pablo Avelluto
Secretaría de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao