Ni en Clarín, ni en La Nación se hace ningún tipo de referencia a la marcha atrás con la propuesta del 40% de aumento en los salarios básicos docentes. Como así tampoco al techo que se pretende imponer desesperadamente el Ejecutivo.

La respuesta fue inmediata y los gremios dejaron en claro su descontento con la marcha atrás y exigieron que se continúe con el acuerdo que ya había sido alcanzado. Nada más lógico.

Según trascendió, fue el propio Mauricio Macri quién ordenó rectificar la propuesta. De ninguna manera quiere que la paritarias cierren por encima del 25%. A pesar de que actualmente el INDEC decidió no publicar estadísticas sobre inflación, lo que hace todavía mas confusa la negociación salarial.

Se puede entender que la ausencia de esta información en la portada de los matutinos, no es casual, de esta forma el estallido de los gremios ante tamaña desprolijidad queda en olvido, apocado, tapado por otros temas, como si nada hubiera pasado.