Carrió volvió al lugar donde se sienta más cómoda que en el living de su casa, TN. Ahí deslizó algunos conceptos, para ser fiel a su estilo atacó a Cristina y hasta se animó a decir que la edad de imputabilidad para ella debería ser a las 14, contradiciendo todos los tratados internacionales de los derechos del niño.

Pero lo interesante es que volvió a confirmar su retiro de la vida pública para después de las elecciones por lo que el pueblo argentino podrá dejar de pagarle el sueldo con sus impuestos a una de las diputadas con más ausencias en Cámara.