Como siempre, Dady Brieva de invitado es un éxito asegurado. El tipo no se guarda nada y dice lo que siente sin medir las consecuencias.

Cuando los panelistas decían que habían visto en Macri a un tipo preparado Dady se plantó y dijo que él no, pero cuando Mariano Iúdica intentó justificar su voto a Macri fue la gota que rebalsó el vaso.