El tribunal de apelaciones de Mar del Plata resolvió "no hacer lugar" a la segunda recusación presentada por la defensa de Mauricio Macri, que había acusado al juez Martín Bava, de actuar con motivaciones políticas y de ser parcial.

Los camaristas Eduardo Jiménez y Alejandro Tazza ratificaron a Bava y concluyeron que no se advierte "algún motivo que pudiera generar temor de parcialidad o dependencia en los procedimientos, pasos y decisiones tomadas por el juez de la causa"; mientras que el juez Santiago Martín no firmó el fallo porque se encuentra de licencia.

El abogado de Macri, Pablo Lanusse, había presentado esta segunda recusación luego de que el juez Bava aceptara un pedido de la defensa, acompañado por el fiscal Juan Pablo Curi, de suspender la indagatoria del expresidente hasta que fuera relevado del secreto que, según su defensa, le impedía declarar en el expediente.

"Carece de asidero sostener un ´temor de parcialidad y ausencia de independencia´, cuando lo que tenemos ante nosotros es la actuación de un magistrado que resuelve en favor del pedido de las partes (Defensa y Fiscal), fundado en el solo hecho de resguardar el derecho de defensa en juicio y con el objeto de evitar futuros planteos nulificantes de las partes, conforme fuera allí consignado", sostuvieron los camaristas en el fallo al que accedió Télam.

El abogado de Macri había presentado como prueba el video de la audiencia suspendida. Pero los jueces que lo revisaron señalaron que no se advierte allí ningún elemento que no hubiera sido consignado en el acta de la indagatoria fallida en la que estaba claro que el juez consideraba que no hacía falta que al exmandatario se lo relevara del deber de confidencialidad pero que accedía al pedido para garantizar el derecho a la defensa invocado por esa parte.