Alberto Fernández, descartó en Morfi con quien mantuvo una videollamada, que por el momento piense en implementar el estado de sitio por el coronavirus y reflexinó que "si se llegara a eso, solo hablaría muy mal de la sociedad argentina".

"No, y no quisiera llegar a eso, porque si se llegara a eso, solo hablaría muy mal de la sociedad argentina", resaltó Fernández, al ser consultado sobre esa posibilidad. "Cada uno tiene que hacer lo suyo", aseguró. 

El pedido del Presidente

Agencia El Vigía on Twitter

 

"Tenemos todo el sistema legal como corresponde, para que el que no entienda, pague las consecuencias. Pero no hace falta un estado de sitio", enfatizó el presidente.

"Creo que el tema está más o menos controlado. Aunque en estos casos nunca uno tiene que ser optimista, tiene que ser pesimista para preparare lo mas posible", sostuvo.

En tanto, cuestionó a quienes incumplen el aislamiento obligatorio, y subrayó que "lo que más" le preocupa "es la incomprensión de la gente" y los "tontos que no entienden el riesgo" que corre la Argentina por la pandemia de coronavirus.

"Lo que más me preocupa es la incomprensión de la gente, me preocupa que haya tontos que no entiendan el riesgo en que estamos, el idiota que circula con fiebre sin darse cuenta que puede complicar la salud de todos, me preocupa su egocentrismo. No son los más, son los menos", aseguró.

En ese sentido, detalló que el Gobierno ha "iniciado acciones penales sobre más de 2.000 personas" por incumplir el aislamiento.

"Ojalá que este virus maldito nos eduque y nos haga entender que este no es un lugar para los vivos sino para que en comunidad resolvamos solidariamente los problemas", agregó.