El presidente electo no es de los que se callan lo que piensan y ante una declaración del presidente saliente que aseguraba que Alberto hablaba demasiado éste eligió contestarle con altura y le explicó cuales son las cosas que los diferencian.