Horacio Rodríguez Larreta, está acostumbrado a que algunos medios lo cuiden y no le hagan preguntas incómodas. Pero cada vez que sale a la calle algún vecino lo encara y el hombre trata de zafar derivándolo a algún funcionario de segunda línea.

Pero esta vez el jefe de gobierno estaba contestando preguntas en un club en Mataderos, y tuvo que soportar las críticas por el cierre de escuelas nocturnas que anunció la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña.

"¿Va a cerrar o no las escuelas nocturnas?", preguntó una docente cuando le tocó el turno de consultar al jefe de Gobierno. Entre evasivas, Horacio Rodríguez Larreta cambió el semblante y balbuceó algunas palabras, lo que originó que la vecina levantara su voz y volviera a preguntar, en un tono que sumó el aplauso y la aprobación de buena parte de los presentes.

A la pregunta sobre si iba a derogar la resolución que tiene por finalidad el cierre de esas escuelas Larreta se limitó a contestar:"No". "Y si cierran no van a comenzar las clases en la Ciudad de Buenos Aires", redobló la apuesta la docente en el Club José Hernández.

Afuera, mientras tanto, otro grupo de vecinos coreaba cantitos contra el cierre de los colegios.

 

Vecinos de Mataderos on Twitter