"No tenemos plata para darle de comer a nuestros hijos ni obra social", expresó al programa Crónica Anunciada de FM La Patriada José Luis Leiva, uno de los trabajadores reprimidos durante la protesta de empleados de Cresta Roja.

"El gobierno dice que ayuda a los que menos tienen y no están cumpliendo", afirmó y recordó cuando luego de asumir Macri y Vidal se hicieron presentes en la planta con promesas que hoy se convirtieron en balas de goma. 

Momentos de tensión se vivieron sobre la ruta 205, a la altura del cruce de Unión Ferroviaria, cuando la Gendarmería y la Infantería de la Bonaerense avanzaron sobre los trabajadores de Cresta Roja que llevaban adelante una masiva protesta.

Los empleados de la firma se manifestaron en repudio del plan acordado entre el Gobierno y la empresa para reducir brutalmente la planta y cesantear a unos 800 operarios.

En 2015 trabajaban alrededor de 3.000 personas y actualmente estaban en actividad unas 1.300. Ahora quieren dejar a muchos cientos de empleados sin trabajo. 

 

Represión en Cresta Roja