“El precio de generar energía está aumentando, y entre mayo y octubre estaremos en 998 pesos por kilowatt/hora", aseguró del titular de la cartera de Energía y Minería durante una conferencia en la Cámara de Comercio estadounidense (AmCham).

 

Mientras todavía no se resuelven las falencias en la distribución, ni llegan las multas a las empresas que concesionarias, ya se avisa que podría haber más aumentos en los próximos meses.

 

Los aumentos en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano ya alcanzaron el 600% y podrían subir todavía más. 

 

Aranguren también anunció que en los próximos días se llamará a concurso para cubrir cargos directivos en los entes reguladores del servicio eléctrico (ENRE) y del servicio de gas natural (Enargas). 

 

En su exposición, Aranguren dijo que “hay que salir de un sistema esquizofrénico para volver a ser normales, porque si no, no hay manera de invertir”, en declaraciones tomadas por la agencia Télam. 



El ex CEO de Shell en Argentina afirmó que durante la administración anterior "se han aplicado prácticas discrecionales, como la falta de transparencia” y que durante es década “el sector energético ha escondido la basura debajo de la alfombra”.



También, Aranguren recordó que “Argentina era un país exportador” en el campo energético y que la producción de crudo cayó de 850 mil barriles en 1990 a 530 mil en la actualidad”.



A la vez recalcó que aunque “YPF se haya recuperado un poco con la producción no convencional, no es suficiente” por lo que “hay que abrirles el juego a otras empresas”.



Por último, manifestó que “en el sector energético hemos tenido una convertibilidad sin tomar en cuenta lo que pasaba afuera y los precios que se manejaban” por lo que hubo un “manejo irracional” de éstos, mientras que “los costos se han crecido de manera sostenida”.