La figura de María Eugenia Vidal se suma al D'Alessiogate y al espionaje ilegal por parte del Gobierno que genera un escándalo en todo el país a raíz de las denuncias del juez Ramos Padilla. 

Ahora sale a la luz, que los servicios -además de espiar a políticos, periodistas y empresarios- también lo hicieron con la propia líder pro, María Eugenia Vidal. Pero la pregunta es, por qué.

Según el portal EnOrsai todos apuntan a un excomisario bonaerense, Daniel Salcedo, como la cabeza de las investigaciones, a quien reportaban dos hombres denunciados por Marcelo D'Alessio. 

Salcedo es conocido por ser perito de la jueza Arroyo Salgado, y sindicado como el autor de la pericia 'trucha' que le hicieron firmar a Osvaldo Raffo para sostener la hipótesis del asesinato de Nisman. 

El hombre fue sumado a la AFI de la mano de Gustavo Arribas y Silvia Majdalan, y había llegado a la cúpula policial de la mano de... Carlos Stornelli, el fiscal que no se presenta ante la Justicia y que está denunciado junto con D'Alessio por esta red de extorsión y espionaje ilegal. Claro, en épocas cuando Stornelli era ministro de Seguridad. 

Salcedo, en su labor de coordinador de las bases de inteligencia en el Conurbano, habría mandado a espiar a la propia gobernadora por órdenes de más arriba, hecho que costó un enojo de Vidal con Macri. 

Aparentemente, y según denuncian en el medio, Vidal tendría muy buenas relaciones con el director de Relaciones Institucionales de América, productor de Intratables y de Animales Sueltos, Gabriel Hochbaum. 

Este acercamiento habría costado que le hagan inteligencia a la propia referente macrista, ante la sospecha de la posible compra de acciones en ese medio y el manejo de fondos reservados. 

 

Carlos Pagni: Espionaje; Vidal y Carrió acorralan a Macri - Editorial — Odisea Argentina

 

Fuente EnOrsai