La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), propuso hace un “lenguaje inclusivo” pero para animales. El concepto de lenguaje inclusivo se instaló como discusión en los últimos años a partir de los avances del feminismo en instalar la necesidad de un idioma que iguale los géneros. Si bien todavía genera mucha resistencia en los sectores más conservadores de la sociedad, lo cierto es que el concepto de un lenguaje que incluya parece que cada vez está más instalado.

Desde esa lógica, la fundación PETA pide que se abandonen ciertas frases que naturalizan el maltrato animal, por otras similares pero que rompen esa dinámica.  

"Las palabras son importantes y, a medida que nuestra comprensión de la justicia social evoluciona, nuestro lenguaje evoluciona junto con ella. Aquí mostramos cómo eliminar el especismo de sus conversaciones diarias", dice la publicación en la que la organización propone reemplazar algunas frases por otras.

 

PETA: Bringing Home the Bagels Since 1980 on Twitter

 

 

Uno de los ejemplos propone cambiar la frase "matar dos pájaros de un tiro" por "alimentar dos pájaros con un bollo". En lugar de "tomar el toro por las astas", prefieren "tomar una flor por sus espinas".

Otro ejemplo es "ser una rata de laboratorio" por "ser un tubo de ensayo".

 

PETA: Bringing Home the Bagels Since 1980 on Twitter

 

Un nuevo tuit de la cuenta explicó que "al igual que se volvió inaceptable utilizar un lenguaje racista, homofóbico o discriminatorio con las personas con distintas capacidades, las frases que trivializan la crueldad hacia los animales se desvanecerán a medida que más personas empiecen a apreciar a los animales por lo que son".

Desde luego, la propuesta generó alta tensión en las redes. En especial de quienes siempre están en contra de cambiar algo.