Muchos pesados vestigios quedan después de un recital multitudinario. Las más comunes son zapatillas perdidas en el pogo, documentos, algún elemento de valor, y hasta las llaves de un auto, en el peor de los casos. Pero sin duda este hallazgo dejó a todos con la boca abierta.

En uno de los grupos rengos en Facebook un seguidor publicó una fotografía que causa tanta gracia como conmoción. Ésto fue lo que encontró arriba de un medidor de gas, la pregunta es, ¿por qué los dejó ahí?

 

 

Más allá de esta extraña dentadura, sí la gente de la organización está recolectando las zapatillas encontradas para que -en caso que quieran y puedan- sus dueños pasen a buscarlas.

Durante este lunes y martes y hasta las 20 horas estarán disponibles en Huracán por Amancio Alcorta casi llegando a Colonia. Hasta en eso la organización se está preocupando. Ahora solo falta el último banquete.