Hay una cosa que es real: no debe ser fácil ponerse en los zapatos de Freddie Mercury. Pero resulta increíble rechazar una oferta tan tentadora. 

Corría el año 2001, cuando Queen intentaba resurgir tras la dura muerte de Freddie Mercury, y fue ese mismo año cuando grabaron una versión de "We Are the Champions" con Robbie Williams, como parte de la banda sonora de 'A Knight's Tale...'.

Un par de años después, la banda presentaría su primera gira de shows, acompañados del vocalista Paul Rodgers. Pero no habría sido la primera opción de los líderes de Queen. 

En una entrevista, el propio Robbie Williams reveló que -luego de la grabación que hizo con Queen en 2001- le ofrecieron ser el cantante que reemplazara a Mercury. 

En aquella época, Robbie la había pegado con sus temas en el Reino Unido y estaba primero en todas las listas. Por lo que estaba en el apogeo de su carrera. 

Claro que  le preguntaron por qué rechazó la oferta, y el cantante contestó que "porque tenía una autoestima muy baja". 

Luego, dio detalles: "Pensé que les ahorraría la audacia de tenerme intentando subir al escenario hasta el mismo escalón que Freddie. Porque, para mí, él es angelical, es divino. Era demasiado aterrador". 

En un tono burlesco, Williams comentó que por aquel entonces él llenaba estadios por sí mismo y no "quería repartir el dinero en tres partes". 

 

Robbie Williams + Queen - We are the champions