Keith Flint, el cantante de la banda de música electrónica y rock alternativo The Prodigy, murió este lunes a la edad de 49 años. Según dieron a conocer diversos medios británcos, su cuerpo sin vida fue hallado en su casa de la localidad Dumnow, cerca de Londres, mientras desde las redes sociales su hermano confirmó que el músico se "suicidó", aunque el hecho aún debe ser investigado.

Un portavoz de la policía local, que todavía se encontraba trabajando en el lugar de los hechos, informó a The Sun: "Recibimos una llamada preocupada por el bienestar de un hombre en una dirección en Brook Hill a eso de las 8:10 de la mañana". Añadió: "Al llegar, tristemente, un hombre de 49 años fue declarado muerto en el lugar. Sus familiares han sido informados".

 

The Prodigy - Firestarter (Official Video)

 

La muerte no se está tratando como sospechosa. De hecho, una reciente publicación de la cuenta oficial de la banda comunica que se trata de un suicidio. "Las noticias son ciertas. No puedo creer que esté diciendo esto, pero mi hermano Keith se quitó la vida el fin de semana. Estoy en shock, enojado, confundido y con el corazón roto ... que descanses en paz", escribió Liam.

El icónico artista de los años 90 se distinguía por su corte de pelo en forma de cuernos de demonio y sus intensas interpretaciones teatrales sobre el escenario. Llegó a convertirse en un icono del rave con el éxito más conocido "Firestarter".

Flint, que salió en un momento con una conductora de televisión, Gail Porter, había actuado el mes pasado en Nueva Zelanda en el marco de una gira mundial que se celebraría hasta mayo.