"Buenas noticias, pudimos volver la puerta a su estado natural", publicaron desde el Facebook 'Lo de Luca', quienes allí habitan y cuidan que se mantenga el lugar como un monumento histórico del rock nacional. 

La foto sorprendió a todos, incluso, hasta se publicaron videos. De repente, cuando todo se creía perdido, las puertas volvieron a ser lo que eran gracias a la labor de la gente. ¿Cómo hicieron? Agua, detergente y cepillo. 

Evidentemente la pintura que utiliza el gobierno porteño no es muy pro.

 

Así las había dejado el gobierno de Larreta: