El anuncio sorprende. Por la cercanía a la fecha de la próxima misa -12 de marzo en Tandil-, y por la historia que unía al Indio con Hernán Aramberri, baterista que él mismo llevó a Los Redondos y eligió para que dirija desde su fundación la batuta de su banda solista, Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

El hombre se había sumado a Los Redondos para las grabaciones de Lobo Suelto/Cordero Atado, y para reforzar en vivo la potencia de Walter Sidotti, con su conocimiento de máquinas, además de tratar de encarrilar cierta desprolijidad rockera.

Aramberri y Solari formaron una sociedad musical que se rompe tras 25 años, de los cuáles quedarán varias fotos: su debut en los shows de Huracán para presentar la placa que sucedió a La Mosca y la Sopa, las pruebas de sonido de la etapa solista o los ensayos, sin el Indio.

El comienzo de Luzbelito, con aquel sonido de conexión a internet (la generación wifi ni sabe de aquella espera) con el que arranca, también es una marca de su impronta en ese nuevo sonido que inauguró ese discazo conceptual heredero de Oktubre.

Las andanzas del capitán Aramberri se acentuaron en Los Redondos en el sonido de Último bondi a Finisterre. Cuando hubo que llevar al vivo el sonido de aquel cd, el asunto fue caótico durante el primero de los dos shows de Racing de 1998.

El sonido sufrió un desfasaje insoportable hasta promediar el recital del primer día. Ya el segundo, el andamiaje inédito para un show redondo en vivo se arregló y Aramberri pasó una prueba de fuego.

Y para Momo Sampler, realizó un trabajo impresionante de recopilación de extractos de clásicos de temas maqueteados con los que luego Solari y Skay armarían el rompecabezas musical que resultaron los tracks del último cd de Los Redondos.


Sobrevivir a la separación peor

Cuando tras el show de Córdoba de agosto de 2001, Patricio Rey se presentó por última vez, y Skay y el Indio encararon sus trabajos solistas, Solari continuó la relación con Aramberri.

Allí le dio la dirección de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la de grabación y el armado de la puesta en vivo de la orquesta que lució de menor a mayor, desde su debut en La Plata el 12 de noviembre de 2004 hasta el último show en Mendoza del 13 de diciembre de 2014.

Aramberri fue quién eligió en el casting a un jovencísimo Gaspar Benegas recién llegado de El Bolsón, para reemplazar al primer violero de la banda, Julio Sáez, que pasó a ser manager personal de Solari.

Cuando el Indio convocó a Semilla, Dawi y Sidotti para grabar un tema en el cuarto disco de su etapa solista, -La Pajarita pechiblanca-, el batero fue como un anfitrión para los músicos.

Fundamentalistas del Aire Acondicionado

Hernán participó activamente de todos los trabajos de la nueva vida musical del Indio: El Tesoro de los Inocentes, Porco Rex, El Perfume de la Tempestad, y Pajaritos Bravos Muchachitos. Y también en el quinto cd con canciones nuevas y las que quedaron afuera de otros cds -¿más alguna sorpresa?-, que verá la luz este año.

Esa súper banda que logró afianzar Aramberri -compuesta por las violas de Comotto y Benegas, las teclas y rítmicas de Sbaraglia, y los vientos de Colombo y Tallarita-, puede verse en el DVD que estrenó el Indio el año pasado. Aunque en la actualidad suena aún mejor, al menos con los dos hombres que dejan su lugar.

La ascendencia de Hernán sobre el Indio era tanta que durante el año pasado, el batero fue quien le sugirió que no tocara antes de las elecciones presidenciales. "Por si le tiran algún quilombito", le contaron a este cronista por lo bajo entonces.

Indio y Hernán acordaron su salida el año pasado, de común acuerdo y en buenos términos, tal le cuentan al Suple. El resto de los músicos lo tomaron con sorpresa, alguno de ellos hasta creyó conveniente dar un paso al costado también. Pero seguirán.

Ahora, Hernán Aramberri se dedicará a sus trabajos de producción de otros artistas y al dúo de 'Experiencias y sonidos' que realiza con Gaspar Benegas, también guitarrista de Fundamentalistas.


Los reemplazantes

Su reemplazante es Martín Carrizo, quien era un asiduo invitado a tocar en vivo con Los Fundamentalistas. El exbatero de ANIMAL y Cerati no es el único que se suma.

El otro es Fernando Nalé, quién reemplaza a Marcelo Torres. Aquí Indio cambia un ex Spinetta -un tipo que llegó al rock desde otros palos, por caso el jazz-, por un ex Cerati. De hecho Carrizo y Nalé coincidieron en la banda del fundador de Soda Stereo en el segundo CD, Bocanada.

Luego Carrizo se fue por otros caminos del rock y el pop. Nalé, que a los 16 años ya tocaba en Illya Kuryaki & The Valderramas, luego formó otros proyectos (Los Látigos, por citar uno), acompañó a Gustavo hasta el último show, aquel recordado que debió suspender en Caracas que devino en el accidente fatal. Ahora vuelven a juntarse en la banda de Solari.

El 8 de febrero los Fundamentalistas, ya sin la base que forman la batería y el bajo de Hernán Aramberri y Marcelo Torres, comenzarán los ensayos de cara al show de Tandil.


Ahí empezará a entrenar el nuevo equipo que armó Solari, ya sin vestigios redondos, salvo él, claro.