A 18 años de la prohibición del recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en Olavarría, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) dio a conocer parte de los archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), con las tareas de vigilancia, para que las presentaciones de esa banda no se lleven a cabo.Todos recordamos aquel agosto de 1997, no solo por la actitud del intendente Eseverri de Olavarría de cancelar los dos shows que Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota tenían pautados para el 16 y 17 de agosto, sino por la conferencia que la banda realizaría luego de este episodio, que sería una de las únicas veces que los hemos visto hablando directamente con los medios.
Después de 18 años, la Comisión Provincial por la Memoria dio a conocer archivos que se mantenían ocultos y que demuestran por qué en aquel momento las autoridades locales decidieron que la banda no tocara en su ciudad.
Pero lo más llamativo, fueron las acciones de inteligencia realizadas por la policía sobre el grupo y sobre los ricoteros, que sirvieron como excusas para que Helios Eseverri y la justicia local prohibiera estos dos shows.
Según dio a conocer el medio local, Infoeme, los informes realizados por la Inteligencia de la Policía Delegación Azul hablan de Los Redondos como "el fenómeno taquillero y más extraño que dio la cultura alternativa de la última década" cuyos integrantes "tuvieron una actitud combativa a todo lo que se pudiera llegar a identificar con el sistema".
Pero también hablaban de las letras. En ese sentido, afirmaban que "si bien no tienen una estructura tradicional, el mensaje está pero se necesita conocer el código para descifrarlo". Consideraban que para "una persona que los escuche por primera vez las letras no dicen nada y diría que carecen de sentido".
Otro de los puntos de los informes policiales habla mucho de los ricoteros, de los que seguían a la banda, a los que marca de tener una actitud de "hostilidad" hacia la policía, sobre todo, luego del asesinato de Bulacio.
"Para integrar este público no es necesario ser algo especial, pueden ser melenudos o pelados, rubios o negros, de Capital, San Isidro, Matadero o La Plata. Es difícil distinguir a un integrante de las bandas pero cada uno de ellos cumple una serie de formalidades espirituales" consigna el informe.
Increíblemente, también expresa que esta gente "cree que se puede vivir de manera distinta a la que vende la televisión", más allá de sustentar que " suelen ingerir cerveza, vino y es notable verlos como algunos estaban en total estado de ebriedad".
La Inteligencia de la policía "temía" por la llegada de los ricoteros. Tal es así, que manifestaron la "preocupación en los vecinos al club Estudiantes de Olavarría", quienes no saldrían de sus hogares, y se basaron en la estación terminal, donde llegarían los fans.A 18 años de la prohibición del recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en Olavarría, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) dio a conocer parte de los archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), con las tareas de vigilancia, para que las presentaciones de esa banda no se lleven a cabo.
"Se dijo que llegarían simpatizantes del club Chacarita y esto se dio. 200 jóvenes llegaron desde constitución a pesar que los recitales se suspendieron" expresan y también hablan sobre una "modalidad que no existía" luego de la quema de neumáticos como protesta frente al Hotel Savoy.
El principal informe concluye: "No obstante todo se desarrolló sin situaciones conflictivas y fundamentalmente sin intervención policial quedando como resultado final que no hubo que lamentar incidentes, lesionados y situaciones más graves".

Todos recordamos aquel agosto de 1997, no solo por la actitud del intendente Eseverri de Olavarría de cancelar los dos shows que Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota tenían pautados para el 16 y 17, sino por la conferencia que la banda realizaría luego de este episodio, que sería una de las únicas veces que los hemos visto hablando directamente en la televisión.

Después de 18 años, la Comisión Provincial por la Memoria dio a conocer archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), que se mantenían ocultos y que demuestran por qué en aquel momento las autoridades locales decidieron que la banda no tocara en su ciudad.

Pero lo más llamativo, fueron las acciones de inteligencia realizadas por la  sobre el grupo y sobre los ricoteros, que sirvieron como excusas para que Helios Eseverri y la justicia local prohibiera estos dos shows.

Según le confiaron a Suple No Se, los informes realizados por la Inteligencia de la Policía Delegación Azul hablan de Los Redondos como "el fenómeno taquillero y más extraño que dio la cultura alternativa de la última década" cuyos integrantes "tuvieron una actitud combativa a todo lo que se pudiera llegar a identificar con el sistema".


Las letras de la banda

En ese sentido, desde la DIPPBA afirmaban que "si bien no tienen una estructura tradicional, el mensaje está pero se necesita conocer el código para descifrarlo". Consideraban que para "una persona que los escuche por primera vez las letras no dicen nada y diría que carecen de sentido".

Otro de los puntos de los informes policiales habla mucho de los ricoteros, de los que seguían a la banda, a los que marca de tener una actitud de "hostilidad" hacia la policía, sobre todo, luego del asesinato de Bulacio.

"Para integrar este público no es necesario ser algo especial, pueden ser melenudos o pelados, rubios o negros, de Capital, San Isidro, Matadero o La Plata. Es difícil distinguir a un integrante de las bandas pero cada uno de ellos cumple una serie de formalidades espirituales" consigna el informe.

Increíblemente, también expresa que esta gente "cree que se puede vivir de manera distinta a la que vende la televisión", más allá de sustentar que " suelen ingerir cerveza, vino y es notable verlos como algunos estaban en total estado de ebriedad".

La Inteligencia de la policía "temía" por la llegada de los ricoteros. Tal es así, que manifestaron la "preocupación en los vecinos al club Estudiantes de Olavarría", quienes no saldrían de sus hogares, y se basaron en la estación terminal, donde llegarían los fans.

"Se dijo que llegarían simpatizantes del club Chacarita y esto se dio. 200 jóvenes llegaron desde constitución a pesar que los recitales se suspendieron", expresan y precisan sobre una "modalidad que no existía", luego de la quema de neumáticos como protesta frente al Hotel Savoy.

El principal informe concluye: "No obstante todo se desarrolló sin situaciones conflictivas y fundamentalmente sin intervención policial quedando como resultado final que no hubo que lamentar incidentes, lesionados y situaciones más graves".