El mundo del rock se sorprendió al perder a otro gran personaje, el cantante Scott Weiland, el pasado 3 de diciembre cuando lo encontraron muerto en una especie de espacio de descanso que había en su micro de gira.

Obviamente, las informaciones hablaron de un paro cardíaco pero nunca dijeron específicamente los motivos de su deceso, más allá de sacar miles de hipótesis.

Según dieron a conocer los medios estadounidenses en los últimos días, las pruebas toxicológicas de los forenses dieron como resultado una sobredosis de cocaína, MDA (éxtasis) y alcohol.

De acuerdo al medio TMZ, al momento de su muerte, los músicos llamaron a la policía aduciendo una posible sobredosis, tras encontrar que Weiland no respondía.

En el autobús de gira fueron encontradas una gran cantidad de sustancias como cocaína, una versión genérica de Xanax, dos marcas diferentes de pastillas para dormir, viagra, buprenorfina (un analgésico sintético) y ziprasidona (utilizado para tratamiento de trastorno bipolar y esquizofrenia).

Por más extraño que parezca, el éxtasis no se encontró en el autobús, pero formaría parte del cóctel que mató a Scott Weiland a principios de diciembre.

Según TMZ, el informe del médico forense del condado de Hennepin indica que tenía una enfermedad cardíaca y asma, en condiciones significativas. Pero afirma que los medicamentos para tratar las enfermedades no fueron un factor inmediado en una aparente sobredosis.

El homenaje de STP

Los músicos de Stone Temple Pilots, banda con la que se caracterizó a Weiland toda su vida, hicieron un emotivo homenaje para recordarlo.

Fue a través de un video, donde Dan De Leo, Robert De Leo y Eric Kretz recuerdan a quien fuera su frontman: "Juntos honramos a Scott, escuchando estos tracks se revela la belleza de su música y letras. Este es uno de los muchos momentos musicales que pasamos juntos. Es la manera en la que queremos recordar a Scott”, dijeron.