Todos los 30 de diciembre la agrupación 'No Nos Cuenten Cromañón', que nuclea a cientos de familiares, sobrevivientes, y muchas más personas, realizan un festival en el Obelisco con una marcha para recordar a las 194 víctimas de aquel fin de año fatídico. Pero este año no. En realidad, ese acto central que llevaba miles de personas al centro de la Ciudad se dispersó en muchas otras actividades culturales.

Según nos contó Luis Lamas, baterista de Don Osvaldo (la última banda del 'Pato' Fontanet) y también sobreviviente de la tragedia, los chicos tienen razones suficientes para pensar que una movilización podría traer más problemas que soluciones.

"Este año la agrupación decidió no realizar un acto central porque no se vive un clima social muy tranquilo. A partir del cambio de gobierno tramitar los permisos para la realización de eventos públicos y todas esas cuestiones se complicó. Decidimos por eso hacer diferentes actividades porque los últimos actos no bajaban de entre 7 y 8 mil personas", expresa -suponemos- con las imágenes de la reciente represión en el Congreso en la retina.

 

 

El músico, que no es miembro de la organización pero sí a  la cual ayuda y acompaña constantemente, nos comenta que la actual situación podría haber sido un cócktel perfecto para que "una jornada que viene hace años terminando en paz" se complique. "Hay chicos que trabajan varios meses antes del acto juntando plata con la venta de remeras", relata Luis sobre el esfuerzo de los chicos, que podría haberse visto cercenado por un pulgar abajo del gobierno poteño.

Luis nos comenta que, a través de estas actividades como charlas en clubes sociales, intentan "que los jóvenes conozcan lo que verdaderamente pasó y de algún modo contribuir para que la verdad florezca sobre la mentira que se instaló mediáticamente".

En las últimas semanas se hizo rotar por muchos clubes la bandera "Libertad para Patricio Fontanet" y, además, se realizaron varios murales en muchos clubes que voluntariamente dieron su homenaje a las víctimas. 

 

 

Y hablando del ex cantante de Callejeros, le consultamos al baterista cómo se encuentra el 'Pato' quien continúa cumpliendo su condena tras un breve receso en libertad: "Está fuerte, bien parado, realizando todos los cursos que puede dentro del Servicio Penitenciario", afirma.

"Está muy apoyado en sus seres queridos, el sostén principal es su hijo", nos comenta el allegado al cantante, quien además agrega que está muy consciente del "manoseo" que tuvo que sufrir por parte de la Justicia (de absolverlos, condenarlos, soltarlos, detenerlos, etc)... "Sabe que esto acá termina y su vida sigue como la de cualquier ser humano", expresa.