Sucedió en un cementerio en Manchester, Inglaterra, donde una pareja fue grabada por un automovilista mientras mantenían relaciones sexuales sobre una tumba a plena luz del día.

La mujer involucrada fue identificada como Hayley Burrows, de 34 años. La madre de la mujer contó en declaraciones al diario británico The Sun que su hija le estaba siendo infiel al padre de su bebé, llamado Dave.

 

Hayley Burrows, de 34 años
Hayley Burrows, de 34 años

 

Además, contó que Hayley “está obsesionada” con su amante, identificado como Danny Snell, de 38 años, quien “es un perdedor, no tiene trabajo y vive con sus padres”.