La maestra Lyndsey Sherrod Bates fue acusada por haber tenido sexo con un alumno de 17 años, además de haberle mandado textos y fotos hot a otro joven de 16 años. Anticipándose a las posibles consecuencias una vez consumado el acto, la docente decidió renunciar a la Escuela Secundaria del Condado de Madison, en Alabama, Estados Unidos, a través de una carta donde señaló que deseaba trabajar en un "área de educación diferente".

De todas maneras, cinco semanas después la mujer fue arrestada por presuntamente enviar fotografías de ella desnuda a dos estudiantes y tener sexo con uno de ellos. En el caso de ser declarada ulpable, Bale podría pasar hasta 20 años en prisión. “Ella está ansiosa por aclarar esto y tener su día en la corte”, dijo su abogado, Robert Tuten, al medio AL.com. 

 

 

La justicia puso especial atención a su caso teniendo en cuenta que la docente es la exnuera de un jefe adjunto de la Oficina del Sheriff del Condado de Madison. Cabe destacar que Bates se separó de su marido el mismo día que presentó la renuncia en la escuela y cuatro meses después se divorciaron. 

 

 

Si bien en Alabama la edad de consentimiento es a partir de los 16 años, las leyes sexuales del estado entre maestros y estudiantes indican que "el consentimiento no es una defensa".