Una joven de 18 años conocida bajo el seudónimo de Siena Payton, proveniente de Sydney, Australia, creo una página web para subastar su virginidad con el objetivo de recaudar al menos 100.000 dólares y así poder pagar la hipoteca que contrajeron sus padres.

En el sitio se detallan los requisitos del “comprador”: “tiene la posibilidad de consultar nuevamente con un médico que él confíe. Debe usar un condón. Tendrá que ir al país para reunirse con la joven por razones legales, de modo que tendrá que informarme de las fechas en que estará disponible para la reunión. El encuentro tendrá lugar en un hotel -reservado por el ganador- el cual deberá ser de cinco estrellas".

 

 

Si bien ya recibió una oferta de 10.000 dólares, Siena considera que es escasa teniendo en cuenta que muchas otras mujeres que subastaron su primera vez lograron recaudar un monto significantemente más elevado.

 

 

Ante las críticas recibidas por varios usuarios, la joven señaló que eso no le preocupa. “Hay gente que lo hace de manera gratuita”, dijo, señalando que lo único que le importa es protegerse con métodos anticonceptivos durante el acto sexual.

 

 

En las sensuales imágenes publicadas por Siena en la página web solo se puede ver su cuerpo ya que su cara “solo la verá el ganador”.