El futuro ya llegó a Japón, o al menos en lo que respecta al avance de la inteligencia artificial ya que un robot fue candidato a la alcaldía de Tama, uno de los distritos de la ciudad de Tokio, e increíblemente obtuvo el tercer puesto. 

El robot, llamado Michihito Matsuda, pretendía ganar las elecciones para acabar con la corrupción de acuerdo a los dichos de su campaña que le terminó dando unos 4.013 votos, por detrás de Hiroyuki Abe, que obtuvo 34.603 votos, y Takahashi Toshihiko, con 4.457.

 

 

Este candidato de aspecto futurista con rasgos femeninos y con un cuerpo plateado prometía cambiar el distrito y ofrecer "oportunidades justas y equilibradas para todos". Tokio, de 12,8 millones de habitantes, está compuesta por 23 distritos, cada uno con su propio alcalde.

 

"La inteligencia artificial lo cambiará todo, es solo cuestión de tiempo. Podremos desarrollar políticas imparciales y equilibradas. Implementaremos medidas rápidamente, acumulando información y liderando la próxima generación”, aseguran Tetsuzo Matsuda, vicepresidente del proveedor de servicios móviles Softbank, y Norio Murakami, un exempleado de Google en Japón que creen que las máquinas "harán que la política sea más justa".