El restaurante japonés Gold Curry, ubicado en la localidad de Ishikawa, está dispuesto a pagar a sus clientes una buena suma de dinero si es que se atreven a aceptar diferentes retos, los cuales cuentan con distintos niveles de dificultad.

El premio mayor es de 900 dólares y se ofrece a quien logre comer un plato de arroz al curry de 10 kilos en menos de una hora. El mismo cuesta 78 dólares, pero si puede con el desafío, no se cobrará nada.

 

 

 

 

 

 

En el caso de que uno considere que el reto es demasiado difícil, se puede empezar con un menú más sencillo: comer gratis un plato de 2 kilos -que cuesta 18 dólares- a condición de que sea devorado en menos de 15 minutos.

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, un plato de 4 kilos -31 dólares- saldrá gratis si se ingiere en menos de media hora. Si se trata de uno de 6 kilos de arroz al curry, no solo no se cobrarán los 45 dólares, sino que además el local pagará 270 dólares en el caso de que el cliente lo coma en menos de 30 minutos. La recompensa aumenta hasta 450 dólares si come 8 kilos en menos de 45 minutos. En este caso, el plato de 58 dólares también saldrá gratis.