Se trata de Donald Nixon, un estadounidense no vidente que decidió demandar a Playboy, la revista de entretenimiento para adultos creada por el legendario Hugh Hefner, porque no puede disfrutar de los contenidos de la página web "de forma plena y equitativa".

Según explicó, los sitios Playboy.com y Playboyshop.com no son compatibles con su aplicación de software de lectura de pantalla, por lo que violan la ley sobre Estadounidenses con Discapacidades -ADA, por sus siglas en inglés-. 

 

 

Es por eso que Nixon le exige a Playboy que facilite la accesibilidad de sus sitios para las personas no videntes. Hasta el momento, desde la empresa no hicieron comentarios al respecto.

El software de lectura de pantalla consiste en ayudar a las personas ciegas a navegar por internet. El mismo es capaz de identificar e interpretar contenido de pantalla a través de sintetizadores de voz o mediante una salida braille.

 

 

 

Un recorrido por la mansión de Playboy junto a la conejita Crystal Hefner