La búlgara Andrea Ivanova, de 22 años, fue noticia en su país por haber pasado por el quirófano en al menos 15 oportunidades en tan solo un año con el objetivo de parecerse a la muñeca Barbie, un sueño que tenía desde chiquita.

 

 

Si bien la joven no reveló todos los retoques a los que se sometió, está a la vista que cuenta con implantes de pecho y glúteos, además de la intervención de sus labios, una de las partes de su cuerpo que más llama la atención, ya que parece que está a punto de reventar.

 

 

A pesar de que ella aseguró estar muy conforme con el resultado, los usuarios de las redes sociales la criticaron duramente y señalaron que se asemeja más a una muñeca inflable que a la propia Barbie. 

 

 

De todas maneras, Ivanova afirmó que no le afectan los comentarios negativos y dejó una reflexión: “Todos tenemos el derecho de vivir y lucir como queramos, no es necesario para todos encajar en un estándar impuesto por otras personas. Es una decisión personal y nunca he temido expresarlo”, dijo en una entrevista.