Sucedió en una tienda de supermercados Walmart, en México, donde un empleado cometió el grosero error de colocar una coma en un lugar equivocado, lo que cambió significativamente el precio de los televisores leds 4K de 55 pulgadas. Los mismos pasaron de costar 10,999 pesos mexicanos -546 dólares- a 1,0999 -54 dólares-.

La famosa compañía no tuvo otra opción que respetar el valor que aparecía en la etiqueta y en total vendieron 200 televisores que se esfumaron en cuestión de minutos.

 

 

Un caso similar sucedió en otra tienda mexicana llamada Hiper Soriana, ubicada en Chihuahua, donde publicaron un catálogo en el que se confundían las comas y los puntos en los precios de varios televisores. En lugar de costar entre 6.990 y 10.990 pesos mexicanos -297 dólares y 496-, pasaron a valer 6 pesos con 990 centavos y 10 pesos con 990 centavos, es decir, menos de un dólar.

 

 

Como si eso fuera poco pérdida, la empresa fue sancionada con una multa de 4.000.000 de pesos -198.000 dólares-.