Zosimo Tano, un pescador de 41 años proveniente de Filipinas, capturó un pez aguja de casi dos metros y 24 kilos que recorrió el mundo y generó un sinfín de especulaciones en las redes sociales por un extraño tatuaje medieval que cubría toda su piel.

 

 

 

 

A raíz de semejante incertidumbre, los medios de comunicación se acercaron al pescador para preguntarle cómo había logrado capturar una especie tan extraña que incluso podría ser una ‘criatura extraterrestre’. Tano aclaró que el ejemplar que pescó nunca tuvo un tatuaje. "Coloqué mi camiseta sobre él para cubrirlo del sol y por alguna razón quedó impreso su dibujo", señaló el hombre.

 

 

 

 

En foros de fanáticos de la vida extraterrestre se especuló con que el pez aguja podría haber llegado desde otra galaxia para habitar las profundidades de los océanos de la Tierra. "Tristemente, si se trataba de un alien visitando el planeta, su primer contacto con humanos no terminó bien. Para los humanos comunicarse con especies acuáticas inteligentes pueden ser muy difícil", indicó Scott C. Waring, editor de UFO Sightings Daily.

 

 

 

 

De todas maneras, esa alocada teoría surgió simplemente por la vestimenta de Tano, que solo se encargó de cubrir al pescado del fuerte sol de Filipinas con su remera, y así poder venderlo al llegar al puerto.