Shyam Lal Yadav, un granjero proveniente de la India, de 74 años, debió someterse a una cirugía para eliminar un "tronco" que fue creciendo desde hace varios años en su cabeza luego de sufrir una grave lesión en esa zona. 

El traumatismo del golpe que sufrió hace cinco años provocó que se le formara lo que se conoce como "cuerno de diablo". Al ver que no le causaba dolor, el granjero comenzó a cortarlo por su cuenta, incluso a veces con la ayuda de su peluquero, aunque con el tiempo este se fue endureciendo y creciendo de manera agresiva.

 

 

Fue en ese entonces donde el hombre finalmente decidió ir a un hospital, donde los médicos le diagnosticaron una rara condición de cuerno sabáceo, que generalmente se origina en las áreas de piel expuestas al sol. El mismo está compuesto de queratina, la proteína que constituye el componente principal de las uñas y pelos, entre otros.

 

 

De esta manera, los cirujanos, al ver que las raíces del cuerno no eran demasiado profundas, procedieron a eliminar el bulto.

"Los cuernos sebáceos son lesiones predominantemente benignas, aunque siempre se debe tener en cuenta la posibilidad de que sean cancerosos", dijo uno de los especialistas que atendió a Yadav, quien deberá continuar con un tratamiento para evitar que el bulto vuelva a crecer.