Ocurrió en la localidad china de Yuncheng, en la provincia de Shanzi, donde los hermanos idénticos Zhao Xin y Zhao Xun se casaron con las gemelas Yun Fei y Yun Yang, provenientes de un pueblo vecino.

En la boda, las parejas debieron tomar ciertas medidas de identificación para evitar que nadie se casara con la pareja equivocada.

 

 

Si bien el matrimonio se llevó a cabo con éxito, en las semanas siguientes comenzaron los problemas. Según contó uno de los hermanos, en una cena entre los cuatros se encontró tomando de la mano por error con la hermana equivocada.

Para evitar más confusiones y que no pase a mayores, los cuatro pasaron por el cirujano para hacerse “mínimos retoques” en la cara para poder diferenciarse por siempre.