El camionero británico Kenny Ollerenshaw se tatuó un diseño bastante original y divertido para hacerle honor a su profesión que enloqueció a todos en la web. Se trata de dos brazos que salen de su cuello y que dan la impresión de que un hombrecillo maneja su cuerpo.

Su tatuador, Richard Batey, tardó cerca de cuatro horas en llevar a cabo la parte inicial del trabajo, al que describió como “interactivo y de ilusión óptica". Y es que cuando Ollerenshaw mueve los hombros o la cabeza, pareciera que el hombrecillo dibujado en su cuerpo estuviera manejándolo a él.

 

 

 

 

"Lo sigo viendo en el espejo y pienso que es una locura. Deberían ver lo que pasa cuando tensiono mis pectorales", dijo Ollerenshaw.

Batey dijo que aún el tatuaje no está terminado y confesó que la idea del diseño le venía dando vueltas en su cabeza desde hace un tiempo. “Necesitaba al cliente correcto con la personalidad indicada para poderla materializar. ¡Luego vino Kenny queriendo hacerse su primer tatuaje!", contó Batey.