Sucedió el pasado sábado en el aeropuerto de Melbourne, Australia, donde un pasajero que se preparaba para embarcar rumbo a Perth, en la costa oeste de ese país, sorprendió a todos luego de despechar su inusual equipaje: una lata de cerveza.

“Honestamente, un amigo trabaja en el aeropuerto y lo hice en forma de broma. Realmente no pensé que iba a llegar a destino”, contó el pasajero, cuyo nombre no se dio a conocer.

 

 

 

 

Los empleados del aeropuerto de Melbourne no podían creer lo que veían ante sus ojos al notar la solitaria lata, de la marca Emu Export, llegando en la cinta transportadora. De todas maneras, la colocaron junto al resto de las maletas que luego ubicaron en el interior de la aeronave. Antes, tomaron algunas fotos que luego compartieron en las redes.

 

 

 

 

El hombre contó que temía no poder retirar el ‘equipaje’ en Perth, y que ya venía mentalizado en hacer una queja de extravío. Sin embargo, el pasajero respiró aliviado al ver su lata de cerveza intacta. El australiano resaltó el hecho de que los empleados de ambos aeropuertos “resistieron a la tentación”.