Wang, oriundo de la ciudad china de Huaihua, sufre ataques de tos desde su adolescencia, aunque recientemente volvieron con sangre. Este inusual acontecimiento lo llevó a ir al hospital, donde fue sometido a una serie de tomografías, momento en que los médicos descubrieron un extraño objeto alojado en sus pulmones.

Gracias a una endoscopia lograron hallar el objeto, que resultó ser la tapa de una lapicera  parcialmente disuelta. Al ser consultado, el hombre recordó que cuando era chico la había inhalado accidentalmente por su nariz. Desde ese entonces tuvo varios episodios agudos de tos.

 

 

 

 

"Siempre tuve tos e infecciones pulmonares, pero fue la primera vez que me realicé análisis profundos en un hospital porque empecé a toser con sangre", explicó.

 

 

 

 

El doctor a cargo de la operación, Zhou Kangren, no podía creer lo que veía ante sus ojos luego de extraer el objeto que se había alojado en los pulmones de Wang durante 20 años.

 

 

 

 

Ahora, el hombre espera ser dado de alta en los próximos días y se espera que los ataques de tos desaparezcan de una vez por todas y pueda llevar una vida normal.