Arturo Novoa, de 31 años, ocultó el cadáver de su novia en un congelador con ayuda de otra mujer, identificada como Katrina Layton, de 34, quien luego asumió la identidad de la novia muerta, se instaló en su vivienda, usó sus tarjetas de crédito y cuidó a su perro, según informaron las autoridades.

Ambos fueron arrestados y acusados de abuso de un cadáver, luego de la policía encontrara el cuerpo de la novia en una casa ubicada en Youngstown, Ohio, Estados Unidos. Un juez fijó el lunes una fianza de un millón de dólares para Novoa y su cómplice.

Las autoridades sospechan que el cadáver encontrado en el freezer es el de una mujer llamada Shannon Graves, de 28 años, quien fue reportada como desaparecida en junio. Se espera la identificación oficial e información sobre la causa de muerte.

 

 

Los familiares de Shannon la habían reportado como desaparecida
Los familiares de Shannon la habían reportado como desaparecida

 

 

La fiscal de Youngstown, Dana Lantz, dijo que cuando Graves fue denunciada como desaparecida, a los pocos días Layton se mudó con Novoa y comenzó a utilizar el auto, celular y las tarjetas de crédito de la fallecida.

 

 

Shannon Graves fue hallada sin vida dentro de un congelador ubicado en el sótano de una casa en Ohio
Shannon Graves fue hallada sin vida dentro de un congelador ubicado en el sótano de una casa en Ohio

 

 

Fue un amigo de Novoa quien alertó a la policía del cadáver, luego de abrir el congelador que estaba cerrado con candado, ya que hacía más de una semana que nadie lo abría y comenzaba a tener sus sospechas.