La localidad de Magaluf, en las Islas Baleares, en España, que cuenta con alrededor de 5.000 habitantes, es uno de los destinos favoritos de los turistas ingleses. Los medios de comunicación se hicieron eco del desenfreno y descontrol de los jóvenes durante el verano, y compartieron las fotos del día después de las fiestas.

Gente borracha durmiendo en la calle, peleas, parejas teniendo sexo a plena luz el día, jóvenes paseando semidesnudos o sin ropa... Este es el día a día con el que tenían que convivir los residentes del pueblo en la época de temporada.

 

 

 

 

Cansados de no poder hacer frente a la ola de turistas descontrolados, el Ayuntamiento de Calviá aprobó una serie de medidas para tratar de devolver la tranquilidad a los vecinos.

Una de ellas consistió en prohibir las 'rutas etílicas' organizadas por los bares para evitar que los jóvenes se emborrachen. Además, se puso fin a la permisión de beber alcohol en la calle y se penalizó el 'balconing', una práctica que consiste en saltar entre los balcones de los hoteles o tirarse desde uno de ellos a la pileta.

 

 

 

 

De todas maneras, tres años después, cuando parecía que todo volvía poco a poco a la normalidad, Magaluf volvió a ser noticia después de la publicación de varios vídeos y fotografías en Internet que se han convertido en virales.

Así lo demuestra la página de Facebook denominada 'Maga Walk of Shame' -Paseo de la Vergüenza de Magaluf-, con más de 40.000 seguidores, que muestra imágenes que rememoran los excesos del pasado en esta pequeña localidad.