Sucedió en Krasnodar, en el sur de Rusia, donde una pareja de supuestos caníbales sospechosa de haberse comido entre 7 y 30 personas fue detenida por la policía.

Todo comenzó cuando las fuerzas de seguridad rusas encontraron un paquete con fragmentos diseccionados de un cuerpo femenino en el terreno de una escuela de aviación de la región de Krasnixar, lo que llevó a la detención de un hombre de 35 años.

 

 

El sospechoso fue arrestado luego de que un obrero que trabajaba en la ruta encontrara un teléfono móvil con imágenes de trozos de un cuerpo humano. Más tarde, la esposa del presunto caníbal también fue detenida.

 

En una de las fotos se puede ver una cabeza humana en un plato rodeada de naranjas
En una de las fotos se puede ver una cabeza humana en un plato rodeada de naranjas

 

Según informaron las fuentes policiales, la macabra pareja operaba en la región desde 1999 y pudo haber cometido múltiples asesinatos. Además de alimentarse con carne humana, los presuntos caníbales también preparaban conservas con los restos de sus víctimas.