Sucedió en la localidad alemana de Hattingen, donde un club de swingers debió ser evacuado en plena fiesta sexual luego de que se activara una alarma de monóxido de carbono. Varias personas reportaron haber sentido un malestar. 

Los bomberos acudieron al lugar, donde lograron poner a salvo a unas 300 personas que se encontraban dentro del club nocturno.

En las imágenes publicadas por el medio Reuters se puede observar a muchos de los swingers en ropa interior y cubiertos solo con batas. Varios de ellos fueron llevados en autobuses al hospital más cercano para ser tratados con primeros auxilios. Alrededor 10 personas reportaron que sintieron un malestar y debieron recibir tratamiento.

 

 

El vocero del cuerpo de bomberos, Jens Herkströter, dijo al diario Bild: “Los servicios de emergencia del cuerpo de bomberos entraron en el club con protección respiratoria y evacuaron a unos 350 invitados. El edificio es muy espacioso y tiene varias plantas”, dijo el vocero del cuerpo de bomberos, Jens Herkströter, al diario Bild, agregando que no se detectaron niveles peligrosos de monóxido de carbono una vez que llegaron al lugar.

La policía se encuentra investigando de dónde salió el monóxido de carbono que intoxicó a varias personas.