Rusia dio una muestra de carácter este martes, en la apertura de la segunda fecha de la fase de grupos, y venció 3-1 a Egipto para poner un pie en octavos de final y dejar a su rival al borde de la eliminación de la competencia.

Tras un magro 0-0 en la etapa inicial, la apertura del marcador llegó en el inicio del complemento con un gol en contra, y más tarde, antes que los de Héctor Cúper reaccionaran, un torbellino liquidó el pleito: dos goles en menos de cinco minutos.

 

Con un gol en contra, Rusia pasa al frente ante Egipto

 

Con la ayuda del VAR, Egipto logró el descuento por medio de un penal que Mohamed Salah, en su debut mundialista, cambió por gol.

 

El VAR remendó una burrada del árbitro

 

Con este resultado, los de Cúper se quedaron casi afuera de la Copa del Mundo, mientras que Rusia puso un pie en octavos, ya que si este jueves Uruguay se impone ante Arabia Saudita, el anfitrión y la ‘Celeste’ avanzarán de fase.