El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a cuestionar este viernes el cambio climático y dijo que a su país le iría bien “un poco” de calentamiento global ante la ola de bajas temperaturas que se esperan para los últimos días del año.

“En el este, podría ser la noche de Fin de Año más fría de las registradas. Quizás podríamos utilizar un poco de ese viejo calentamiento global que nuestro país, pero no otros, iba a pagar billones de dólares para combatir. ¡Abríguense!”, dijo Trump en Twitter e inmediatamente se desató la polémica ante lo irresponsable de su frase. 

 

 

Es sabido que el republicano- al que recientemente el premio Nobel de medicina, Jeffrey Hall, lo llamó "extremadamente antintelecual"- tiene una aversión particular con respecto a las cuestiones sobre ecología, como lo demostró con la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.

Para Trump el calentamiento global es "un invento de China" y es el único país del mundo que quedó afuera del importante acuerdo internacional que busca un primer paso de concientización política sobre la importancia de hacer una modificación radical en la emisión de gases de efecto invernadero.

 

 

Reuters

 

 

Ola de frío extremo 

Desde hace días la costa noreste y la región del medio oeste de Estados Unidos está siendo azotada por crudas temperaturas. En muchos municipios se han registrado récords como en Embarrass y Cotton, en Minesota, con 40 grados bajo cero; -35 grados en Watertown, Nueva York; o 20 grados negativos en la ciudad de Detroit, en Michigan.

En los próximos días se esperan temperaturas aún más bajas, viento de origen ártico y nieve en buena parte de ese país.