Un millón de votos sin ser candidato. Eso es lo que recibió el futbolista estrella de la liga inglesa y gran esperanza egipcia para el próximo mundial de Rusia. Se trata de Mohamed Salah, que sin proponérselo, quedó segundo en cantidad de votos en las pasadas elecciones presidenciales. 

Si bien el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, fue reelecto con un 97,08 % de los votos; llamó la atención de la prensa internacional que en segundo puesto quedó el futbolista del Liverpool, con un millón de votos inválidos; ya que Salah no era candidato oficial a la presidencia. 

El rival de Abdelfatah al Sisi, que sí era oficial, fue el desconocido Musa Mustafa Musa, quien obtuvo el 2,92 por ciento de los sufragios, anunció hoy la Autoridad Nacional Electoral de Egipto; aunque fue superado por el jugador de fútbol en votos. 

 

Los votos de la "tercera opción" que sumaron 1 millón.
Los votos de la "tercera opción" que sumaron 1 millón.

"Tengo la intención de lograr el desarrollo y la estabilidad, y proporcionar lo mínimo necesario para conseguir (los ingresos) para una vida de calidad" entre los egipcios, dijo el mandatario en un discurso transmitido en la televisión estatal tras el anuncio de su reelección.