Los colegios electorales para las presidenciales rusas abrieron a las 8 hora local en Moscú, San Petersburgo y las regiones del mismo huso horario.

El candidato independiente y actual mandatario, Vladimir Putin, es el gran favorito.

El presidente ruso, Vladimir Putin, de 65 años, se presenta sin competencia real a unas presidenciales en las que posiblemente será revalidado para otros seis años, porque sus siete rivales aparecen sin chances reales.


Las elecciones se celebran coincidiendo con el cuarto aniversario de la anexión de la península ucraniana de Crimea. Para Putin se trata de su mayor éxito, mientras que la comunidad internacional lo considera una violación del derecho internacional.


La votación se llevará a cabo en más de 97.000 colegios en Rusia y otros 400 en 145 países de todo el planeta, aunque los rusos que viven en Ucrania no podrán ejercer su derecho a voto.

 

La concurrencia a las urnas en las elecciones presidenciales de hoy en Rusia era la más elevada que en los últimos comicios, con un 16,55% de de
participación electores, a media mañana en Moscú, en una jornada en la que se da por seguro que el presidente Vladimir Putin acceda a un nuevo
mandato.

"A las 10.00 hora de Moscú, dos horas después de abrir las urnas en la capital, la participación en las presidenciales del año 2000 era del 6,36
%; en 2004 del 9,01 %; en 2008 del 8,94 %; y en 2012 del 6,53 %. En esta ocasión es del 16,55 %", dijo la presidenta del Comisión Electoral Central,
Ella Panfílova. Los datos oficiales también señalan que en la capital rusa, dos horas después de abrir los colegios había votado el 5,98 % de los electores,
frente a un 3,7 % en las elecciones de 2012.


La elevada concurrencia contrasta con las gélidas temperaturas que reinan hoy en Moscú, en torno a 10 grados centígrados bajo cero, algo inusual para
un mes de marzo.

Según todas las encuentas, Putin recibirá el respaldo del 70 % de los electores, pero las autoridades buscan que haya la mayor participación
posible para reforzar esa victoria.

Para ello, en los lugares de votación se han organizado actividades festivas y todo tipo de atracciones para adultos y niños.
Mientras en Moscú comienza apenas la jornada electoral, en regiones del Extremo Oriente, como la península de Kamchatka y la región de Chukotka los
colegios ya cerraron a las 08.00 GMT del domingo).

Cerca de 110 millones de rusos están convocados a las urnas en estas elecciones a las que concurren, además de Putin, otros siete candidatos sin
ninguna posibilidad real de ganar.