La Organización de Naciones Unidas (ONU) confirmó este lunes- tras lo anunciado el pasado viernes- que terminó de recibir este lunes más de 7.000 fusiles, pistolas, lanzagranadas que formaban parte del arsenal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que ahora puede hablarse del desarme completo de la organización guerrillera. 

 

 

Aunque desde la ONU se aclaró que existen 26 zonas donde desde el pasado enero viven las FARC donde solo quedarán "las armas necesarias para la seguridad" y evitar algún tipo de conflicto, como ocurrió hace unos meses con el asesinato, el próximo 1 de agosto la guerrilla dejará de existir. 

Si bien Colombia esperaba el desarme desde finales de mayo, que era la fecha marcada en los acuerdos de paz, tanto Gobierno como guerrilla tuvieron que volver a negociar- con el acuerdo y mediación de la ONU- y extendieron el calendario que ahora se cumple.  

"El 1 de agosto se convertirán [las zonas actualmente ocupadas por la guerrilla] en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, en condiciones de plena normalidad institucional", señala un comunicado publicado por la Comisión de Seguimiento del proceso en la que se sientan el Gobierno y las FARC y que busca que la inserción social de los guerrilleros sea lo más fluida posible a partir de "un modelo de reincorporación comunitaria".

 

En redes el #YoMeDesarmo se convirtió en una tendencia masiva entre políticos, exguerrilleros y una sociedad colombiana que realmente empezó a ver un camino hacia la paz.