Mateo Kawaguchi brilló en su paso por el Mundial de la Pizza que se celebra en Parma, Italia. Y el hecho de que sea el primer participante con síndrome de Down del certamen no fue lo que lo destacó sino su gran trabajo en la categoría de pizza al molde entre más de mil participantes.  

Ahora Mateo, de tan solo 22 años, es el cuarto mejor pizzero del mundo en la categoría “pizza in teglia (al molde) y un verdadero orgullo para el equipo nacional y todos sus seres queridos. 

“En este momento estamos caminando por las calles de Parma buscando algún bar abierto para celebrar”, relató emocionado Manuel Jamardo, presidente de la Asociación de Pizzeros y Propietarios de casas de Empanadas de la Argentina (Appyce) en diálogo con Clarín.

 

 

“En su categoría compitió contra 700 profesionales, personas de todo el mundo que se entrenaron durante mucho tiempo y Mateo superó a casi todos, quedó sólo a ocho puntos del podio. Podemos decir, tranquilamente, que es el mejor profesional que prepara pizzas al molde de todo el país”, agregó Jamardo.

En esta categoría de la competencia se debe preparar una pizza rectangular de 60x40 centímetros. ​Dejó reposar la masa 36 horas en heladera. La estiró, le agregó cebolla morada, mozzarella, queso parmigiano reggiano, orégano y oliva y conquistó el paladar de los jueces. Mateo fue el latino con mejor puntaje de la competencia y el primer premio para la pizza clásica volvió a ser para un italiano. 

 

Fuente: Clarín/ Mariano Gavira