Nuevamente la situación inducida en Venezuela genera una crisis social que se suma a los problemas económicos que viene acarreando el país, incentivados por la suba del precio del petróleo y el bloqueo estadounidense. 

El aprovechamiento por parte de la oposición para proclamar a un presidente sin elecciones también sirvió como punta de lanza para que países como Estados Unidos, Brasil o, lastimosamente, Argentina; desconocieran al mandatario democráticamente electo, Nicolás Maduro.

Pero, en contraparte, muchas otras naciones y grandes potencias no hicieron caso a este intento de Golpe de Estado, uno más que sufre el país rico en petróleo que es vapuleado desde épocas de Hugo Chávez. 

Rusia, por ejemplo, emitió un comunicado en el que afirma que hay una "dualidad de poderes, intencional y, obviamente, bien meditada" y donde expresan que "es un camino directo al caos y a la destrucción de los cimientos del Estado venezolano". 

También cargó contra Estados Unidos por “sus acciones impertinentes en una nueva demostración de desprecio total hacia las normas y principios del derecho internacional".

Otra gran potencia que manifestó su apoyo a la democracia es China. El la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, consideró en apoyar "los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad".

"Esperamos que todas las partes se opongan a cualquier injerencia externa en los asuntos internos de Venezuela. La complicación de la situación no contribuirá al mantenimiento de la estabilidad", concluyó, según releva el sitio EnOrsai.

Pero no son los únicos. Uno de los primeros países en manifestar su apoyo al gobierno democráticamente electo por la mayoría fue Bolivia, claro, de la mano de Evo Morales. 

"Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y (con) el hermano Nicolás Maduro en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de Sudamérica”, dijo.

 

Evo Morales Ayma on Twitter

 

También lo hizo México, a través de su presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien sentenció: "No hay cambios de postura, y esto implica que México sigue reconociendo como presidente a Nicolás Maduro. Él es el presidente democráticamente electo". 

Otra nación que sumó su apoyo fue la de Turquía. El gobierno de Recep Tayyip Erdogan manifestó su apoyo a Nicolás Maduro, incluso con un llamado entre mandatarios para brindar su solidaridad con la situación. 

 

EmbaVenez Turquia on Twitter

 

Claro que Cuba no podía quedar afuera. "Firme apoyo y solidaridad de Cuba con el presidente constitucional Nicolás Maduro ante intento golpista", afirmó el Gobierno mediante un comunicado en redes sociales. 

 

Bruno Rodríguez P on Twitter

 

Hasta ahora, Estados Unidos, Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Brasil, Paraguay y Perú han expresado su reconocimiento a Guaidó como "presidente encargado".