Martín Vizcarra debe enfrentarse a uno de los desafíos más grandes de su vida, asumir la presidencia vacante- tras la intempestiva renuncia de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) acuciado por los escándalos de corrupción- y recomponer el Gabinete ante una sociedad descontenta con el arco político. 

"A partir de ahora tendrá [PPK] que afrontar la justicia y tendrá que responderle al Perú por los delitos que cometió en sus épocas cuando fue ministro y este intento de compra de congresistas para salvarse de la vacancia", afirmó ante la prensa Daniel Salaverry, vocero de la bancada fujimorista de Fuerza Popular.     

Se espera que Vizcarra llegue a Perú en breve y que en el día de mañana jure. En el momento de la renuncia de Kuczynski, Vizcarra estaba en Canadá donde oficiaba como embajador desde septiembre de 2017. 

Hasta el momento, una de las decisiones tomadas por Vizcarra es seguir adelante con la Cumbre de las Américas, descartando así el rumor de una posible suspensión.

 

Por su parte, la Fiscalía solicitó que PPK no pueda salir del país en el marco de la investigación  por el presunto caso de corrupción vinculado a la empresa brasileña Odebrecht por el pago de sobornos.